Cancelería ¿Qué es?

El cancel se define en la arquitectura, como un elemento que separa dos espacios, y también se refiere a un elemento arquitectónico de protección. En ciertos países, a este elemento arquitectónico, se le llama verja, celosía o reja.

Existen diferentes tipos de canceles, según la terminología usada de esta palabra, en construcciones de tipo religioso, que es donde se empezó a utilizar este recurso, en los inicios de las construcciones, como por ejemplo:

  • Canceles de entrada en las iglesias: colocados para proteger el interior, del viento y ruido. En este caso, el cancel consta de tres paneles: uno central y dos laterales, por las que se entra a la iglesia, un armazón de madera que hasta puede tener un techo como parte integral de su estructura.
  • Canceles para separar recintos: al diseño de un gran armario, también en recintos eclesiásticos, se le llama cancel, para separar habitaciones. Puede estar construido con madera, metal o combinaciones de materiales diferentes.
  • El cancel del presbiterio: es una cerca de poca altura que separa esta habitación, del resto de la iglesia. También es el el elemento usado para separar el coro de la iglesia del resto de la nave.

Materiales para la construcción de canceles en la arquitectura actual y diseño de viviendas

  1. Canceles de aluminio
  2. Canceles de lámina galvanizada
  3. Cancel de PVC
  4. Canceles de acero inoxidable

    1. Canceles de aluminio:

    Características de la cancelería de aluminio en puertas y  ventanas

    1. Menor mantenimiento.

    2. Resistente a la humedad.

    3. Variedad de diseños que se pueden adaptar a diferentes espacios.

    4. Fácil instalación

    – Mantenimiento de la cancelería de aluminio

    Para alargar la vida útil de las cancelerías de aluminio se deben tomar en cuenta ciertos detalles:

    1. Limpieza de las con agua tibia y jabón, nunca con productos abrasivos, los elementos de los perfiles y las juntas. Secar con un paño. Esta limpieza hacerla dos veces al año. Mantener los vidrios limpios con agua y secar.
    2. En zonas próximas al mar, limpiar los canceles de aluminio con mayor frecuencia.
    3. En cancelería de puertas y ventanas corredizas, revisar y limpiar las guías donde deslizan, para mantenerlas en estado óptimo.
    4. Revisar las manijas de puertas y ventanas, que estén en buen funcionamiento.
    5. Revisar los herrajes, cerraduras, bisagras, y colocarles aceite lubricante o vaselina, para que funcionen perfectamente.
    6. Verificar no se hayan desplazado, para que no tengan problema al cerrar, las puertas corredizas.

      – Protección de los canceles de aluminio

      En una construcción o remodelación, se deben tener cuidado con la cancelería de aluminio:

      1. Proteger la cancelería de aluminio cuando de pinten paredes próximas, se deben tapar para evitar se manchen con salpicaduras.

      2. Protegerlas, al hacer reparaciones mayores o construcciones, evitando se golpeen o tengan ralladuras.

      Recuerda que los mejores materiales y la mayor calidad lo encuentras en nuestra Tienda en Línea
      https://vidriosyherrajesdiamante.com/

Deja una respuesta